Envío gratuito a partir de 30€

Cómo preparar helado casero de té

¡Hace muchísimo calor! Somos muchos los que todavía nos quedan unos días para irnos de vacaciones.

En The Capsoul para aliviar este bochorno, se nos ha ocurrido hacer helado casero con base de té verde. Nos ha gustado tanto que hemos decidido compartir con vosotros “el invento”. Es muy fácil y rápido de preparar.

Vais a necesitar:
Tres cucharas pequeñas de Té Verde (elegid el blend que más os guste)
125gr de azúcar
2 yemas de huevo
200ml de leche desnatada
200ml de nata liquida

Poneros el delantal y empezamos:
Lo primero que tendremos que hacer es calentar la leche en un cazo. Sin que llegue a hervir, echamos el azúcar y las hojas de té. Lo disolvemos bien y lo retiramos del fuego. Lo dejamos enfriar unos minutos y lo colamos para retirar las hojas de té.
En un bol, batimos las yemas de huevo y añadimos la mezcla de leche, azúcar y té. Removemos todo muy bien para que quede bien integrado.
Montamos la nata líquida y la añadimos a la mezcla. Una vez bien removida, añadimos la mezcla a la heladera. Más o menos en 10 o 15 minutos deberíamos tener la textura de helado.

Para los que no tenéis heladera en vuestra cocina, debéis meter la mezcla en el congelador y removerla bien cada hora para evitar que se forme hielo y os estropee la textura. Este paso tendréis que repetirlo tres o cuatro veces. Luego lo dejáis reposar toda la noche en el congelador. ¡Os quedará un helado casero perfecto!

Para un acabado perfecto, servirlo en un bol con trozos de plátano o cualquier otra fruta que os guste. Nosotros le hemos echado también topping crujiente por encima.

Probad de hacerlo en casa y nos contáis dejando vuestros comentarios más a bajo.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados